La designación del #NuevoIFAI, un proceso colectivo

Hace unos momentos fueron elegidos para formar parte del pleno del #NuevoIFAI[1], Francisco Javier Acuña, Areli Cano, Oscar Guerra, María Patricia Kurczyn, Ximena de la Mora, Joel Suárez y Eugenio Montemayor Chepov (revisa los perfiles abajo). Aunque el ejecutivo tiene 10 días hábiles para objetar cualquiera de estos siete nombramientos, el acuerdo parece haberse establecido.

El proceso de designación fue un ejercicio inédito en la timorata democracia mexicana, desde Artículo 19 observamos un proceso único, abierto, transparente y ciudadano, propuesto por un colectivo de organizaciones y académicos expertos en el área del derecho a la información.

Los perfiles y el proceso de designación del #NuevoIFAI se cimentaron en la voluntad política de los Senadores Alejandro Encinas Rodríguez (PRD), Pablo Escudero (PVEM), Arely Gómez (PRI), Javier Corral (PAN) y la exigencia de un proceso transparente e informado por parte del Colectivo por la Transparencia (integrado, entre otras organizaciones, por Alianza Cívica, Artículo19, Cimtra, Gesoc y Fundar) y México Infórmate. Sociedad civil impulsó un proceso transparente y con una clara metodología y los representantes de las comisiones unidas de Anticorrupción y Participación Ciudadana, de Reglamentos y Prácticas Parlamentarias y Estudios Legislativos Segunda, escucharon y atendieron la posible opción.

La propuesta surgió del grupo de “notables” en la última elección de los consejeros del extinto IFE. En ese caso, después de tres años de innegociables diferencias sobre las tres vacantes para Consejeros Federales, un grupo de cuatro personas: José Narro, José Paolí, Cuauhtémoc Cárdenas y Jorge Carpizo, destrabaron en un mes aproximadamente un proceso que finalizó con la elección de María Marván, Sergio García Ramírez y Lorenzo Córdova[2].

Al considerar quienes podrían conformar el grupo que acompañaría al Senado en la designación del #NuevoIFAI, se pensó en académicos o personas de sociedad civil que utilizarán o fueran expertos reconocidos en el área del Derecho de Acceso a la Información en México. Como resultado de diversos perfiles, la sociedad civil propuso a Agustín Millán (ExComisionado del InfoDF), Mauricio Merino (CIDE), Issa Luna Pla (IIJ), Eduardo Bohórquez (Transparencia Mexicana), Eduardo Guerrero (LANTIA Consultores), Haydeé Pérez (FUNDAR), Jaqueline Peschard (ExComisionada del IFAI), López Ayllon (CIDE), Pedro Salazar (IIJ) y Alejandro González (GESOC).

De la convocatoria del Senado, la lista de la Junta de Coordinación Política pasó casi intacta, mostrando a 158 posibles aspirantes al IFAI. El reto fue enorme. Los representantes entrevistaron durante más de una semana por aproximadamente 25 minutos, a cada uno(a) de los(as) aspirantes, integrando al grupo de acompañamiento (turnándose tres expertos de los diez por Sesión) a cada comparecencia. Sociedad civil y academia propusieron a 25 posibles finalistas, de los cuales, los Senadores eligieron a seis. El único nombre que no fue elegido por el grupo de expertos, es el de Eugenio Monterrey Chepov, cercano al PRI y exComisionado presidente del Instituto de Transparencia del estado de México.

En general el proceso se ha nutrido de la voluntad política, el trabajo de sociedad civil y el expertis académico, sin embargo en la recta final tuvo un tufo partidista impulsado desde la coyuntura de numerosas reformas (específicamente la de Telelcom) que le restaron –según los propios Senadores y Transparentólogos- fuerza y legitimidad.

Los expertos eligieron a los 25 “mejores inscritos” de forma objetiva revisaron su experiencia profesional, conocimiento en la materia, nivel académico, cartas de recomendación, etc. La metodología es pública también. El espacio que les otorgaron fue “alterno” a los representantes, y se les permitió describir y proponer a los perfiles. Pudieron proponer un número y los Senadores tomaron 6 de 7. La falta de alianzas partidistas no garantiza la apertura de la información, visceversa.

La ganancia del proceso es que estuvimos todos involucrados y que, al menos, de los 168 posibles que un día quisieron ser paladines de la Transparencia, quedaron varios fuera ante su incapacidad de demostrar interés real en el tema, incluso hubo algunos que aplicaron al INE también. Si no era uno, podría ser el otro. La pérdida, es que las cuotas partidistas ensombrecieron a los más altos perfiles y los aperturistas se olvidaron en el cabildeo final.

La experiencia indica que el proceso ha sido enriquecedor y plantea posibles adecuaciones para futuras elecciones en órganos ciudadanos u otras instituciones. Se ha logrado la vigilancia y propuesta de los mejores perfiles (dentro de una previa selección de 158), la última decisión es por Ley y de acuerdo a la Constitución de los Senadores.

Aprendimos y agradecemos la inclusión al proceso, sin embargo, Artículo 19 seguirá evaluando cada acción institucional o personal y señalando las carencias que limiten los más altos estándares en materia de protección de datos, transparencia y acceso a la información.


[1] Hashtag propuesto por el Colectivo por la Transparencia y México Infórmate en redes sociales.

[2] http://www.eluniversal.com.mx/notas/900274.html

Agrega un comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>